Si no has vivido estos últimos 25 años en una cueva, conocerás el videojuego The Secret of Monkey Island. Pues el desafío de este proyecto fue representar escenas del juego (con una resolución original de 640×350 píxeles), reducirlas a la mínima expresión en un lienzo de 55x55 pixeles, conservar la paleta EGA original y plasmarlo como si fueran fotografías Polaroid de las escenas más importantes...