La finalidad de este trabajo es rendir un homenaje ilustrando las míticas portadas de las aventuras de la compañía LucasFilm de finales de los 80 y principios de los 90 con un estilo puramente Pixelart, con la consecuente dificultad que requiere plasmar todos los detalles en un lienzo realmente limitado ( 141x179 píxels )